Respuesta de Freud a la carta que recibió, en abril de 1935 desde Norteamérica, de una madre desesperada que le pedía su consejo.

CARTA

“Querida señora:

Deduzco de su carta que su hijo es un homosexual. Me impresiona mucho el hecho de que Ud. no menciona esta palabra en su información sobre él. ¿Puedo preguntarle por qué evita el uso de ese término? La homosexualidad no es, desde luego, una ventaja, pero tampoco es nada de que uno deba avergonzarse, un vicio o una degradación, ni puede clasificarse como una enfermedad; nosotros la consideramos como una variante de la función sexual, producto de una detención en el desarrollo sexual. Muchos individuos altamente respetables, de tiempos antiguos y modernos, entre ellos varios de los más grandes (Platón, Miguel Angel, Leonardo da Vinci, etc) fueron homosexuales. Es una gran injusticia perseguir la homosexualidad como un crimen, y es también una crueldad. Si Ud. no me cree a mí, lea los libros de Havelock Ellis.
Cuando Ud. me pregunta si puedo ayudarle, debo suponer que lo que Ud., me pregunta es si puedo abolir la homosexualidad y hacer ocupar su lugar por la heterosexualidad. La respuesta, en términos generales es que no podemos prometer semejante éxito.
(…..) eso ya no es posible. No es posible predecir cuál será el resultado del tratamiento.
“Lo que el psicoanálisis puede hacer por su hijo ya es cosa diferente. Si es desdichado, neurótico, si vive desgarrado por sus conflictos, inhibiciones en su vida social, el análisis puede traerle tranquilidad mental, completa eficiencia, ya sea que siga siendo homosexual. Si Ud. se decide a ello ¡¡podrá analizarse conmigo!! ¡¡No creo que Ud. lo haga!! Tendría que venir a Viena. No tengo intención alguna de salir de aquí. No deje, sin embargo, de contestarme al respecto.
Sinceramente suyo y con los mejores deseos
FREUD

“La interesada envió la carta, en forma anónima, al Dr. Kinsey, con la siguiente nota: “Le envío a Ud. la carta de un grande y buen hombre, que puede quedar en sus manos. De una madre agradecida.”

De “Vida y Obra de Sigmund Freud” – Tomo III 1919-1930. Biografía de Freud por Ernest Jones. Edit Lumen-Hormé, 4ª edic. 1997 – Cap V “Los últimos años pasados en Viena” pág 214.

No comments yet.

Join the Conversation